Desde 1963


Somos de toda la vida

En Pamplona hay una expresión que todos conocen: ser un “PTV”.
¿Y qué significa eso?
Muy sencillo: ser “de Pamplona de Toda la Vida”.


Y el Bar Txoko es un poco así, PTV. Aunque nosotros, los propietarios desde el año 2000 somos originarios de Tafalla, el establecimiento se abrió allá por 1963, cuando la familia Beaumont creó lo que ahora es el bar, reduciendo al mínimo el portal de su edificio, para poder darle el máximo espacio al local. Y aquí estamos, en pleno centro de la ciudad, en la Plaza del Castillo, punto de encuentro de pamploneses, turistas y peregrinos, tanto de día como de noche. Y también, por supuesto, uno de los centros neurálgicos de los Sanfermines.